El Obispo Cozzens en la Conferencia de Hombres en el 20 aniversario

Durante dos décadas y atrayendo a más de 10,000 hombres desde su creación en 1998, la conferencia de hombres católicos, celebrará su 20 aniversario el 4 de marzo en la Universidad de St. John’s en Collegeville. El evento que cuenta con el orador principal, el Obispo Andrew Cozzens, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de San Pablo y Minneapolis, incluye una variedad de talleres, tiempo para confesión, almuerzo y misa.

“Estoy muy emocionada de ver como ha crecido este evento”, dijo Chris Codden, directora de la Oficina diocesana de Matrimonio y Familia y organizadora del evento.

Obispo Andrew Cozzens

“Lo que he notado es que los hombres en el centro de Minnesota quieren “carne y papas”, dijo. “Ellos quieren que el mensaje sea directo, fiel a nuestra iglesia, y quieren que los ayude a seguir mejor a Cristo en sus vidas y en sus familias. Esta oportunidad al comienzo de la Cuaresma les da la oportunidad de hacerlo”.

El Miércoles de Ceniza, el comienzo de la Cuaresma, es el 1ro de Marzo. Codden dijo que el tema “Hombres de Vida, Hombres por la Vida” es también un llamado a la acción. Ella cree que la dirección del Obispo Cozzens será “muy inspiradora para los hombres”.

Durante los últimos años, la conferencia también incluyó un componente en Español para hombres Hispanos /Latinos. El Obispo Cozzens, que domina el Español, presentará el discurso de apertura y un taller para ambos grupos.

El Visitante le pidió al Obispo Cozzens que le mostrara el mensaje que compartirá.

P: ¿Qué mensaje quiere transmitir a los hombres de la Diócesis de San Cloud?

R: Mi esperanza es defender a San José como modelo para nosotros, los hombres católicos, para ser hombres de vida y por la vida. Es un ejemplo de un padre heróico, y también es una persona real. Puesto que él es una persona real, puedo tener una relación con él incluso ahora, y él puede ser una ayuda para mí.

Realmente quiero alentar a los hombres, ya que están tratando de servir a sus familias y … nuestro mundo y nuestra cultura, para ver la importancia de su propia humildad y cómo eso permite que Dios sea más poderoso a través de ellos. [Quiero ayudarles] a entender su propia identidad y lo que significa ser un hijo de Dios como lo entendió San José – aprender a vivir en relación con Dios y luego … vivir en relación con los que me rodean para que yo pueda servir a Dios de la mejor manera posible.

P: ¿Cómo lo han formado sus propias experiencias como un hombre de, y para, la vida?

R: Una forma es que he sido llamado por Dios para servirle de varias maneras, y eso significa renunciar a mi vida para que otros tengan vida. He descubierto que cuando haces eso de la manera correcta, trae gran alegría. Cuando sabemos quiénes somos ante Dios, y luego tratamos de servirle, trae alegría y satisfacción que nada más puede aportar.

P: ¿Cuáles son algunos de los desafíos más grandes que enfrentan los hombres hoy en día?

R: El mayor reto es que vivimos en una cultura que nos dice que la felicidad se encontrará satisfaciéndonos a nosotros mismos. La verdad es que la felicidad se encontrará en darnos a otros. Esa cultura viene a nosotros de varias maneras diciéndonos “satisface este deseo, satisface este otro deseo, y serás feliz”. Pero lo que acaba pasando es que queremos más y, en última instancia, nos sentimos más vacíos.

Sólo cuando hacemos un don de nuestra vida aprendemos que no somos el centro del mundo, que Dios es el centro. Vivir la vida con Dios en el centro de todas nuestras vidas y decisiones es la única manera en que acabamos encontrando la alegría que Dios quiere que tengamos.

P ¿Cuál es el papel de la iglesia en apoyar a hombres, mujeres y familias?

R: El lugar principal de la iglesia, o el lugar donde vive la iglesia, está en la familia — lo que llamamos la “iglesia doméstica”. Todo lo que hacemos como iglesia tiene el propósito de servir y apoyar a esa iglesia doméstica porque ahí es donde la gente realmente encuentra el amor de Dios. Queremos encontrar maneras de servir a esa unidad como iglesia.

Pero también queremos llamar a los hombres para que sirvan a la cultura de la vida. La iglesia de esta manera existe para ayudar a los fieles a responder al llamado de Cristo, ya sea en sus familias o en el mundo.

De esta manera, la iglesia es el medio que Cristo utiliza para poder alcanzar a esas familias. También puede fortalecerlos porque es el lugar donde nos encontramos con Cristo. No sólo la iglesia envía a la gente, sino que invita a la gente a venir a ella para encontrarse con Cristo.

P: ¿Por qué es importante tener reuniones como la Conferencia de Hombres en el mundo de hoy?

R: Cuando nos unimos para apoyarnos mutuamente en la vida de nuestra fe, terminamos siendo fortalecidos. Aunque es hermoso cuando nos reunimos regularmente los domingos como todo el Cuerpo de Cristo, también es hermoso cuando sólo los hombres o cuando sólo las mujeres se unen.

[La Conferencia de los Hombres] es una forma en que podemos apoyarnos unos a otros como hombres para vivir nuestra vocación. Es sólo una de las verdades de la vida que los hombres a menudo responden bien a ser animados y desafiados por otros hombres. Podemos alentar y desafiar a los demás de una manera que las mujeres no pueden hacerlo. Es muy importante que lo hagamos de una manera que nos fortalezca para que podamos juntos, como hermanos, vivir la vida que Dios nos está llamando a vivir.

About Kristi Anderson

Kristi Anderson is a multimedia reporter for The Visitor newspaper.

Leave a Reply

*