Keynoter: Para ‘Encontrar’ se requiere estar abierto a la presencia de Dios en cada situación

Por Kristi Anderson
El Visitante

Hay una cita del Papa Francisco desde la Misa de clausura del Sínodo Extraordinario sobre la Familia en 2014 que ha sido una inspiración para Christina Lamas, que será la oradora principal para el V Encuentro Diocesano el Domingo, 24 de Septiembre, en River’s Edge Convention Center en San Cloud.

“Dios no tiene miedo de cosas nuevas”, dijo el Papa Francisco. “Por eso nos está sorprendiendo continuamente, abriendo nuestros corazones y guiándonos de maneras inesperadas”.

Christina Lamas

Lamas dijo que esas palabras captaron lo que ha estado sintiendo durante los últimos 10 años.

“Creo que esas palabras me han dado la energía y la motivación para luchar por lo desconocido y probar cosas nuevas”, dijo.

En Agosto pasado, Lamas empacó sus maletas en la costa Oeste, donde sirvió como directora asociada de la Oficina de Educación Religiosa y coordinadora de la división de pastoral juvenil de la Arquidiócesis de Los Ángeles, y se dirigió a todo el país como directora ejecutiva de la Federación Nacional para la Pastoral Juvenil Católica en Washington, DC.

El V Encuentro diocesano – encuentro significa “ver a alguien o algo” – es parte del proceso nacional V Encuentro, una prioridad de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos. Es un proceso de cuatro años de discernir formas en las cuales la iglesia en los Estados Unidos puede apoyar mejor con la creciente población Hispana/Latina.

Para Lamas, el concepto de encuentro lo ha vivido muy de cerca.

“Ha sido un proceso de discernimiento. De alguna manera, Dios ha abierto puertas y ha puesto situaciones y personas en mi vida que me han guiado a la costa este “, dijo.

Su discernimiento comenzó hace dos años y medio cuando participó en el programa llamado Called to Witness de Catholic Relief Services en El Salvador. Lamas dijo que sentía un fuerte deseo de dejar su trabajo y convertirse en una misionera, pero su director espiritual le aconsejó que esperara un año antes de hacer el compromiso.

Mientras tanto, la posición para director ejecutivo de NFCYM se estaba abriendo, posición que Lamas dijo, ella nunca había considerado solicitar.

Pero después de conversaciones – más encuentros – con mentores, colegas y amigos, Lamas continuó discerniendo la llamada de Dios y eventualmente aplicó para la posición. Después de entrevistarse para el trabajo, el director espiritual de Lamas le preguntó cómo se sentía.

“Y mi respuesta a él fue:” Sabes, hay mucha paz y alegría en mi corazón “, dijo. “Había paz sabiendo que dije lo que necesitaba decir, sin importar si me ofrecieron el trabajo o no. Sé que lo que dije despertó curiosidad e intrigó a la gente por lo menos a mirar más allá de lo que estaban buscando actualmente. Si no soy la candidata para ésta posición, me dije está bien, porque sé que los corazones y las mentes se han movido en esa discusión. Pero si soy la candidata, estoy dispuesta a tomar el reto y decir que sí”.

Menos de 24 horas después, a Lamas se le ofreció la posición y la aceptó. Ella se mudó con su hija a Washington en Agosto.

“Dios puede mover montañas. Es sólo una cuestión de que estemos abiertos y dispuestos a asumir ese riesgo y decir que sí. Y ni siquiera sabiendo a lo que estás diciendo que sí, pero confiando en que el “sí” viene con amor y viene con la seguridad de que no estás solo “, dijo.

Sus experiencias la han animado a ayudar a otros a reconocer el valor del encuentro con Dios en el mundo, que será parte del mensaje que traerá a la gente de la diócesis en Septiembre. Además de su discurso en el V Encuentro Diocesano, Lamas también será presentadora de talleres en el Día del Ministerio Diocesano el Lunes, 25 de Septiembre, también en el Centro de Convenciones River’s Edge.

En una entrevista con The Visitor, Lamas proporcionó información sobre el evento V Encuentro. Sus respuestas se han reducido por cuestiones de espacio:

P: Usted estará dando el discurso principal en nuestro evento del Encuentro Diocesano el 24 de Septiembre. Encuentro es la palabra española para “encontrar”. ¿Qué significa “encuentro”?

R: La palabra “encuentro”, cuando empiezas a abrirla, es una oportunidad para sentir, experimentar, ver la forma en que Dios obra a través de ti, a tu alrededor, dentro de ti y a través de los demás. Y no necesariamente tiene que estar dentro de una persona, puede estar en una situación, puede ser en una conversación, puede ser algo intangible. Podemos encontrar a Dios de muchas maneras. Una de mis fuertes creencias acerca de lo que significa el encuentro proviene de una cita – que es “una fuerte creencia de que Dios está en todo y todo el mundo, todo el tiempo y en cada situación”. Así que las oportunidades para encontrarse con Dios o encontrarse con Cristo, Son infinitas.

P: ¿Por qué es importante para nosotros, como Católicos, hablar de “encuentro” en este momento?

R: El Papa Francis tiene mucho que ver con lo que estamos hablando de esto en este momento. Aquí tenemos un líder que es muy de formar relaciones humanas, que también es muy práctico y muy claro en términos de trabajar unos con otros – tenemos que ver más allá de Nosotros y mirar las áreas que nos unen. Y así, cuanto más podamos continuar esas conversaciones, comenzamos a construir algunos puentes. Creo que muchas veces dentro de nuestra iglesia hay muchas líneas que nos separan, ya sea ideología, ya sea agrupaciones dentro de las parroquias o en un nivel diocesano o incluso nacional. Tantas veces nos dejamos dividir y no ver la riqueza que traemos a la mesa.

P: ¿Por qué es importante que tanto los Hispanos como los no Hispanos participen en el proceso del Encuentro?

R: Todo el mundo tiene un don, algo que traer a la mesa. Creo que se trata de la iniciativa personal, el deseo de querer ser parte de la comunidad y parte de la conversación. Pero también, debe haber algún tipo de invitación que viene de alguien, ya sea la respuesta a nuestro llamado como bautizados o de alguien en particular que está en posición de liderazgo en nuestras propias vidas siempre recibimos invitaciones, en mi vida pienso a  que me ha invitado, porqué una invitación a esta relación con Dios? Porqué yo?. Alguien tiene que invitar a los otros  a una relación también.

Otro aspecto es que a veces nos basamos en que otros vienen a nosotros. El papa Francis habla mucho sobre la necesidad de salir y conocer a la gente donde están. Mucho de mi trabajo ha sido con el ministerio juvenil y eso es algo que siempre he defendido. Si estamos aquí sentados esperando a los jóvenes o jóvenes a venir a nuestros programas, a venir a la iglesia, a venir a nosotros, hay una población enorme a la que no estamos ministrando.

¿Cómo desafiamos lo que estamos haciendo para llevar el Evangelio a la calle, para llevarlo a las comunidades, a las áreas en las que viven actualmente? Ese es un reto para todos nosotros.

About Kristi Anderson

Kristi Anderson is a multimedia reporter for The Visitor newspaper.

Leave a Reply

*