Visitan parroquianos de Little Falls, a los trabajadores agrícolas mexicanos del área y rezan juntos

El padre Joe Herzing comenzó el proceso del V Encuentro en las parroquias de Nuestra Señora de Lourdes y Santa María en Little Falls y la Sagrada Familia en Belle Prairie tocando los temas durante la misa y la oración. También se puso en contacto con las Hermanas Franciscanas de Little Falls que han trabajado con familias Hispanas durante mucho tiempo.

“No es un nuevo ministerio para ellas”, dijo el padre Herzing. “La reunión original [del V Encuentro] atrajo acerca de 12 personas, y de este grupo dos ideas surgieron.” La primera idea, dijo, fue invitar a otros y que durante las seis semanas de Cuaresma nos reuniéramos, hasta 30 feligreses participaron. Nos dividimos en cuatro pequeños grupos y discutimos  los temas en la guía del V Encuentro ofrecidos por la Conferencia de Obispos de los Estados Unidos.

V Encuentro es una iniciativa de cuatro años de la iglesia de los EE.UU. para discernir cómo puede acompañar mejor a  Latinos/Hispanos, que siguen creciendo en número, así como llegar a las personas en los márgenes. “El padre Joe habló acerca de cómo podríamos conectarnos con la gente en la periferia”, dijo Bea Britz, uno de los líderes de los pequeños grupos.

El padre Joe Herzing

“Los pequeños grupos se reunieron en diferentes momentos del día y la semana y la gente se anotó para participar en diferentes actividades. Algunos grupos optaron por visitar a personas en centros asistenciales y de cuidados a largo plazo, e incluso a sus vecinos. “Nuestro grupo tenía como objetivo ser más abierto a la gente Hispana”, dijo.

Los participantes del V Encuentro reconocieron la presencia de trabajadores Latinos en una serie de granjas lecheras en la zona y en restaurantes de la ciudad aquí en Long Prairie.

“Queríamos invitar a los trabajadores Mexicanos y sus familias a la misa”, dijo Britz, “pero aprendimos que los trabajadores lecheros tienen largos turnos con poco tiempo libre en sus horarios – el ganado tiene que ordeñarse las 24 horas del día”.
Decidieron que sería mejor visitar una granja entre los turnos de trabajo.

“Las reuniones del V Encuentro inspiraron a un parroquiano para que nos invitara a su granja”, dijo el padre Herzing. “Un grupo de unos 10 fue a bendecir las casas donde los trabajadores se quedan. Padre Tim Wenzel vino con nosotros para la bendición (y su español es muy claro). Nuestro esfuerzo fue orar con ellos y estar con ellos.

“Esto llevó a un servicio del Miércoles de Ceniza en una granja con lecturas en Español, una homilía y la bendición con cenizas. Alrededor de 15 o 16 Latinos participaron en el servicio”, dijo el padre Herzing. Para el Viernes Santo, un grupo de siete volvió para ofrecer la Pasión y la Adoración de la Cruz.

“En ambos servicios nos reunimos con la misma gente”, dijo Britz. “Los trabajadores estuvieron muy agradecidos, yo observé que durante el primer encuentro la gente estuvo reservada, pero la siguiente vez que nos encontramos fuero más abiertos y amistosos.”

Una de las hermanas Franciscanas comentó a nuestro grupo sobre algunos de los comentarios que los trabajadores inmigrantes mexicanos le hicieron en relación al miedo que tienen de manejar y salir del área de trabajo,y que ni siquiera pudieron llegar a la ciudad para comprar comida porque tenían miedo de ser deportados, dijo Britz.

“Nuestros grupos de V Encuentro han hablado de otras cosas que serían útiles”, agregó, “como una devoción a la Santísima Virgen María durante el mes de Mayo. Celebrar la misa en la granja puede ser un objetivo en el caminar juntos  en el futuro, pero nos gustaría ofrecer un servicio de penitencia antes de eso. Aunque necesitamos ir despacio, queremos estar conectados y hacer el esfuerzo de ser cordiales y abiertos”.

El Padre Herzing describió las experiencias como “humildes”, señalando que los Latinos tienen un sentido diferente de confiar en la fe y en el Señor.

“La experiencia abrió los corazones a nuestros feligreses”, dijo. “Creo que se sentirán más libres para saludar si ven a sus vecinos Hispanos en la calle. Definitivamente pienso que ayudó en ambos lados.”

About Nikki Rajala

Nikki Rajala is a writer/copy editor for The Visitor newspaper.

Leave a Reply

*